Mitos sobre las baterías y los notebooks

Básicamente, existen cuatro tipos de baterías recargables comunes en el mercado, 2 pertenecen a las que tienen efecto memoria y 2 a las que no tiene tal efecto.

El efecto memoria es un fenómeno que reduce la capacidad de las baterías con cargas incompletas. Se produce cuando se carga una batería sin haber sido descargada del todo: se crean unos cristales en el interior de estas baterías, a causa de una reacción química al calentarse la batería, bien por uso o por las malas cargas.

Las baterías que tienen efecto memoria son:

  • Batería de Ni-Cd (Niquel – Cadmio)
  • Batería de Ni-MH (Niquel – MetalHidruro, menos efecto que la anterior)

Las baterías que no tienen efecto memoria:

  • Batería de plomo y ácido (las de los automóviles)
  • Batería de iones de litio (Li-Ion)

De las cuatro, Las baterías de Ni-Cd son las de la vieja escuela por llamarlas de alguna manera y cada vez se usan menos debido principalmente a lo contaminante del Cadmio y al efecto memoria ya comentado anteriormente.
Sus sucesoras, las baterías de Ni-MH tienen un menor efecto memoria y no contienen Cadmio en su estructura, poseen una mayor capacidad de carga (entre dos y tres veces la de una pila de NiCd del mismo tamaño y peso) pero con un menor ciclo de vida (1 ciclo = 1 carga y descarga).

Sobre las baterías de Plomo y Acido no hablaremos ya que se utilizan solamente en vehículos y dispositivos como sistemas de alimentación interrumpida (SAIs) sobre los que normalmente no realizamos intervención en sus baterías.

Sin embargo, las que mas se usan hoy en dia son las baterías de Li-Ion y entre sus propiedades principales podemos destacar la ausencia del efecto memoria, una elevada capacidad de carga, una muy baja tasa de auto descarga entre otras. A pesar de todas sus ventajas, sus contras van desde las relacionadas con el ciclo de vida (similar a las de Ni-MH) y su relación vida útil de unos 3 años o más si se almacenan con un 40% de su carga máxima hasta su poca capacidad de trabajo en frio y su alta capacidad de sobrecalentamiento hasta el punto de explotar.

Con lo mencionado anteriormente podemos empezar con algunos mitos sobre nuestras queridas baterías.

———-

¿Es verdad que antes de usar por primera vez mi dispositivo debo cargarlo durante 10 a 12 horas?

MITO. Hay que cargarlas hasta que el indicador correspondiente nos indique que ya están cargadas, ni un minuto más. Mas tiempo podría dañar la misma, y aunque la mayoría de baterías y cargadores tienen circuitos de protección contra la sobrecarga, mejor no tentar a la suerte.

Hay que cargar la batería solo cuando esté completamente descargada.

DEPENDE. Según sea el tipo de batería, pero como estamos hablando de las de Li-Ion estas pueden cagar en cualquier momento pues como ya sabemos en estas baterías no existe el efecto memoria.
Para las baterías de Ni-Cd y Ni-MH, es necesario la descarga completa, pues el efecto memoria (mayor en las primeras que en las segundas, donde dicho efecto se podría despreciar) hacia disminuir parte de la capacidad de carga de la batería por sobrecarga de alguna de sus células.
No obstante, los cargadores profesionales para este tipo de baterías cuentan con un sistema de descarga, por lo que al conectarlas a dicho cargador lo primero que hace este es descargarlas por completo para luego empezar a cargarlas desde cero, evitando en lo posible el efecto memoria.
Pero hay una excepción: Las baterías de Li-Ion de algunos dispositivos – como los notebooks – dotados con sistemas de medición, pueden descalibrarse con el uso y entregar lecturas equivocadas. Por ello es recomendable agotarlas completamente una vez cada 30 ciclos, a fin de que sus niveles vuelvan a cero.

Si no se va a usar durante mucho tiempo, lo mejor es guardar la batería descargada.

MITO. Una batería de Li-Ion aguanta mejor el paso del tiempo con un 40% de su carga. Si guardamos una con el 40% de la carga, después de un año mantendrá el 96% de su capacidad, mientras que si la almacenamos cargada al 100%, solo retendrá el 80%. Por esto, la mayoría de dispositivos traen una pequeña carga inicial, ese 40%.
De hecho, almacenar la batería totalmente descargada le puede provocar un daño irrecuperable, mientras que si la almacenamos completamente cargada es muy probable que perdamos parte de su capacidad (alrededor de un 20%).

Las baterías pueden llegar a explotar

DEPENDE. De entre todos los tipos de batería mencionados, las de ion litio son las baterías con más tendencia a sobre calentarse y explotar, debido a que están fabricadas con materiales inflamables. Por esta razón dichas baterías incorporan varios circuitos electrónicos de protección que controlan en todo momento el estado de la batería. Como norma general, es conveniente almacenarlas a una temperatura de alrededor de 15º

Las baterías de Li-Ion son las mejores

MITO. Depende de las condiciones del dispositivo en el que vayan a incorporarse. Ya comentamos sobre su menor vida util en comparación con sus antecesoras y su trabajo en condiciones extremas como el frió y el sobrecalentamiento. podríamos decir entonces que la elección de una u otra batería dependerá de, tamaño, peso y entorno de trabajo del aparato en cuestión.

¿Es perjudicial para la batería de un notebook que este trabaje siempre conectado a la corriente?

DEPENDE. Bueno en realidad, hay variadas opiniones al respecto pero la mayoría apunta al hecho de que es perjudicial debido principalmente a 2 motivos; el calor  y el estrés
El calor generado es perjudicial disminuye la capacidad de retener energía de la batería. En realidad, una batería de Ion-Litio nunca debería sobrepasar los 60º, que se acerca bastante a los 40º o 50º a los que trabaja algún portátil.
Cuando tienes enchufado el ordenador, estás obligando a su batería a mantenerse siempre al 100% de carga. El estrés constante al que está sometida es también determinante.
El daño es tal, que una batería cuya carga se mantiene al 100% a 60ºC, luego de tres meses conservará sólo el 60% de su capacidad total, reduciendo su vida útil a escasos 12 meses.

¿Es verdad que la batería debe pasar varios ciclos de carga/descarga antes de alcanzar su máximo rendimiento?

MITO. Este tipo de baterías no requiere un “periodo de rodaje”. Disfrutarás de toda su capacidad de carga desde el primer momento.

¿Cuánto dura una batería de Li-Ion?

Si hablamos de su vida útil, cada vez se introducen nuevas mejoras en la tecnología por lo que – bien cuidadas – pueden durar entre 500 a 1000 ciclos de carga/descarga, lo que se traduce en un promedio de dos a tres años (luego se produce desgaste químico).

Consejos varios sobre las baterías de Li-Ion y la duración de su carga.

Aléjalas del calor. Estas batería son sumamente perceptibles a las altas temperaturas, en realidad como ya habíamos dicho son muy perceptibles a las condiciones extremas (por sobre los 60º)

Evita usar tu unidad de CD o DVD. Tanto el láser como el motor que hace girar el disco hacen el gasto y ni que hablar de los grabadores.

Retira los dispositivos USB y tarjetas de memoria. Energizarlas siempre requiere un uso adicional de electricidad.

Reduce el brillo de tu pantalla.


Fuentes relacionadas

Efecto memoria

El francotirador
ion litio


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: